Protección propiedad industrial: La liberación de dominios el 12 de enero de 2012 y el refuerzo de los buscadores.

El dominio es la marca que nos identifica en la red y su terminación nos indica el fin del tipo de prestación que hacemos (somos una ong? .org, somos un comercio? .com, somos un prestador de servicios en la red? .net, estamos en España? .es y así hasta las 22 terminaciones actuales de dominios genéricos más los territoriales.

La elección del dominio por tanto es esencial respecto lo que queremos ofrecer y ser identificados en el mercado así como para el posicionamiento natural (SEM) en la red ya que seremos (normalmente) posicionados en los primeros resultados del buscador cuando se teclee el nombre de nuestra marca.

Esto no obstante, qué ocurre cuando la mayor parte de la sociedad no identifica la marca con nuestro servicio? …La consecuencia práctica es que, en vez de hacer búsqueda directa, todos realizamos búsquedas directas en los buscadores pues no nos fiamos que la empresa tenga un dominio adecuado (mossosdeescuadra.net) o bien porque una compañía puede haber sufrido una ciberocupación de dominio.

Es en este momento en el que los buscadores adoptan una importancia clave en la visibilidad.

El pasado 23 de Junio se ha aprobado en Singapur la liberación de los dominios por parte del organismo ICANN. ¿ Y qué significa esto? En definitiva, que las compañías podrán registrar nuevas terminaciones en sus dominios (por ejemplo www.uneon.uneon).

Así que, en la práctica, si antes ya se utilizaba el buscador frente a la búsqueda directa, ahora todavía más, reforzando el volumen de búsquedas y por tanto, su poder.

Desde el punto de vista de protección de la propiedad industrial deberemos estar atentos al inicio del plazo de registro, si tiene sentido hacerlo, precios y, sobretodo, los requisitos que se exigen para el registro de la terminación del dominio que se suponen parecidos para el registro de dominio en sí mismo.

Además, debemos hacer una reflexión de cuál es nuestro público objetivo, ya que se pretende uniformar el sistema para una confluencia con otros estándares y letras como la árabe, la china o el cirílico.

Más información en

http://www.icann.org/